Connect with us

Luctuosa

Muere Pilar Mejía, viuda de Freddy Beras Goico

Publicado

en

Era la madre del productor de Televisión Giancarlo Beras 

Santo Domingo, RD. Pilar Mejía, viuda de Freddy Beras Goico, y conocida como doña Pilar, murió este miércoles. Según se conoce hasta el momento de esta publicación, se encontraba en cuidados intensivos y presentó problemas respiratorios.

Medios locales señalan que padecía cáncer de pulmón.

Pilar Mejía estuvo casada con el fallecido comediante y comunicador Freddy Beras Goico hasta su muerte. A pesar de que su unión por la iglesia se materializó en 2008, estuvieron juntos desde el año 1979.

Pilar es madre de Giancarlo y Laura Marie Beras Goico.

Continue leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Luctuosa

Una estampida en un estadio de fútbol de Indonesia deja 174 muertos

Publicado

en

Malang, Indonesia

Al menos 174 personas murieron en Indonesia, la mayoría pisoteadas o asfixiadas, en medio del pánico y de una huida caótica hacia las salidas después de que la policía lanzara gas lacrimógeno en un partido de fútbol para desalojar a hinchas violentos. El suceso era una de las mayores tragedias en la historia del deporte mundial.

La atención se centró de inmediato en el empleo del gas lacrimógeno, prohibido en estadios de fútbol por la FIFA. El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó el domingo su conmoción por la tragedia y ordenó una investigación de los procedimientos de seguridad.

Los disturbios estallaron tras la derrota 3-2 del equipo local, el Arema FC de la ciudad de Malang, ante el Persebaya Surabaya. Decepcionados por la derrota de su equipo, miles de seguidores del Arema, apodado como “Aremania”, reaccionaron arrojando botellas y otros objetos a los jugadores y a la policía.

Los hinchas invadieron la cancha y exigieron que los dirigentes del Arema explicaran por qué se había roto un invicto de 23 años en casa ante el Persebaya, dijeron algunos testigos.

La violencia se extendió fuera del estadio, donde al menos cinco vehículos policiales fueron volcados e incendiados. La policía antimotines respondió lanzando gases lacrimógenos, incluso hacia las gradas del estadio, lo que provocó el pánico entre la multitud.

Algunas personas se asfixiaban mientras otras eran aplastadas por los cientos de personas que corrían a las salidas para evitar el gas. Unas 34 perecieron en el estadio, incluidos dos policías. Algunos reportes informaron que había niños entre los fallecidos.

“Hemos tomado medidas preventivas antes de lanzar finalmente los gases lacrimógenos, cuando los aficionados comenzaron a atacar a la policía, desataron la anarquía y quemaron vehículos”, dijo Nico Afinta, jefe policial de Java Oriental, el domingo por la madrugada, en una conferencia de prensa.

Más de 300 personas fueron llevadas a los hospitales cercanos para tratar sus lesiones, pero muchas murieron en el camino y mientras recibían atención, informó Afinta.

La cifra de muertos subió después a 174 y más de 100 heridos estaban en cuidados intensivos en ocho hospitales, 11 de ellos en estado crítico, indicó a la televisora Kompas TV el vicegobernador de Java Oriental, Emil Dardak.

Continue leyendo

Luctuosa

Masacre sorprendió a vecinos

Publicado

en

Definen al autor como un hombre con perfil cristiano

La Romana, RD

“Nadie como Jehová. Prepárate porque el Señor no dará por inocente al culpable”.  Este mensaje colocado en su taller, parecería contradictorio a la acción del ebanista Ramón Guerrero Tavárez (Daniel), quien desde ese lugar mató a tres civiles, a un oficial de la policía e hirió a otras seis personas, cinco de ellos agentes del orden. Luego cayó abatido.

La tragedia, que llevó a la Sala Capitular a declarar dos días de duelo en La Romana, llenó de asombro y cuestionamientos a los vecinos.

La masacre ocurrió en la esquina de la calle Eugenio Miranda con Callejón Guaymate, donde el hombre también conocido como “El Ebanista” se atrincheró por unas siete horas, disparando a la cabeza de todo el que se le interponía.

Difícil acceder

El lugar era de difícil acceso para la Policía Nacional, lo que facilitó que el homicida disparara sin contemplación a los agentes.

El primero en morir fue el teniente Manuel Moisés Hernández, quien fue despojado del arma de reglamento e impactado en la cabeza de un disparo.

En un tramo de menos de 200 metros, del callejón, eran velados los cuerpos de tres de las víctimas del suceso que conmocionó a residentes en el lugar.

Én la casa número 36 velaban los restos de Aneury Caraballo alias “Motoconcho”, de 26 años, y en la número 8 a Gamalier Mota García, de 27 años.

Cruzando la calle, a unos 100 metros, en la casa de Fernando Joemy de Mota, de 26 años, esperaban su cadáver para hacer lo propio.

Mientras que el cadáver del segundo teniente Manuel Moisés Hernández era velado en San Pedro de Macorís.

Los policías heridos son el raso Luis Carlos Reyes, de 25 años; el cabo Adelin Alberto Maldonado, de 28 años; el raso Moisés Santana de 25 años; el sargento Pedro Alejandro González Sánchez, 29 años, y el cabo Jorge Luis Cuevas Perez, de 29 años.

Lo que se dice del hecho

De Daniel, El Ebanista, se resaltaron las cualidades de hombre trabajador, que con frecuencia era víctima de robos de herramientas en el taller, también en su finca donde se dedicaba a la apicultura. En la Policía no tenían antecedentes  de él.

Un vecino que no se identificó dijo que “lo sacaron de sus casillas”, al referirse a los constantes robos que le hacían y “hasta se burlaban de él. Nadie pensó que reaccionaría así, porque siempre se burlaban”.

Varias personas, que también pidieron reserva de sus nombres, afirmaron que Daniel había puesto la denuncia en la Policía, pero la vocera de la institución en La Romana, Raisa Núñez, dijo que en sus archivos no hay ninguna queja registrada.

Lo que sí dijo Núñez es que uno de los civiles muertos tenía fichas, pero que no podía identificarlo, porque las investigaciones están en curso.  En tanto una tía de Aneury Caraballo dijo que El Ebanista le comunicó que estaba colectando armas y municiones para una guerra que se avecinaba.

Gamalier fue a mediar

En el sector y la Policía coinciden que Daniel mató a los tres jóvenes antes de llegar la patrulla de la institución. El primero fue Fernando Joemy de Mota, con quien tenía problemas personales, y cayó abatido en el colmado Lara, a tres casas del taller.

La segunda víctima fue Aneury Caraballo alias “Motoconcho”, compañero de Fermando Joemy. Vivía con su abuela y sus tías, una de las cuales admitió  que “no era fácil.

Sin embargo, el tercer civil muerto,  Gamalier Mota García, todos destacan como un trabajador y mediador.

“Mi hijo era amigo de Daniel (El Ebanista), siempre hablaban de religión y otras cosas, y cuando escuchó el tiroteo cogió para allá y le abrió los brazos pidiéndole que no lo hiciera y le disparó a la cabeza”. Así lo expresó su madre Yudelka García, quien también lloraba por su otro hijo Aneury, que resultó herido en una pierna.

Otro de los heridos  está en estado crítico

Gamalier era técnico en electricidad, se dedicaba a alquilar y reparar lavadoras. Desde temprano salía en su passola con una lavadora atrás para el cliente que lo solicitara.

Sobre Fernando Joemy nadie quería hablar y en su casa no aceptaron la presencia de los periodistas.
En cuanto al cadáver de Daniel, hasta la tarde del viernes permanecían en el Inacif en San Pedro de Macorís, según se dijo. Tenía unos seis hijos y sería velado en El Seibo.

Los heridos 

El equipo de Listín Diario fue al Centro Médico del Central Romana donde confirmaron que estaba ingresado uno de los heridos, en estado crítico. Que los otros fueron trasladados a Santo Domingo.

La Policía no ofreció los detalles del estado en que se encuentran los agentes y sobre el hermano de Gamalier, en el barrio dijeron que había sido sometido a una intervención quirúrgica.

Momentos de tensión se vivieron el pasado jueves en el callejón Guaymate del municipio La Romana, con decenas de curiosos ubicados en los alrededores del negocio, de donde se observó a dos policías salir, uno arrastrándose y otro tambaleándose, luego de ser heridos por Daniel Guerrero, alias El Ebanista, quien antes había matado a tres civiles.

El victimaro estuvo unas siete horas atrincherado con un fúsil en el negocio.

Continue leyendo

Trending