Connect with us

Turismo

Turismo sostenible en el Cibao

Publicado

en

Santiago, R.D.

La experiencia de conocer, vivir y disfrutar cada momento, apreciar el paisaje y estar con la familia, ya no es solo parte de la lista, sino que cada vez son más los turistas que exigen destinos que sean amigables con el planeta y fomenten las buenas prácticas para el cuidado y respeto al medioambiente.

Con mayor frecuencia, tanto los destinos como los turistas, se sumergen en vivir experiencias que generen menos impacto a los recursos naturales, eso sin contar el nivel de exigencia al momento de vacacionar; no de lujo, sino de espacios sencillos, minimalistas y ecoturísticos, por ejemplo, lugares sostenibles, cómodos y cien por ciento naturales, que no surtan efecto nocivo entorno.

En un recorrido por la zona norte hemos identificado, entre otros, dos destinos que se han enfocado en crear experiencias únicas a través de sus proyectos sostenibles, que aportan a la preservación de los recursos naturales y al enriquecimiento de la relación entre el destino y los moradores del entorno.

Ambos lugares se encuentran entre las montañas, fomentando el ecoturismo e invitando a desconectar para reconectar, descansar y disfrutar del verdor del paisaje. Un primero es Sereno de la Montaña, ubicado en Moca, provincia Espaillat. Su existencia es posible gracias a la Asociación para el Desarrollo de la Provincia Espaillat y el Comité de Manejo de Cuencas del Río Jamao, entidades que pusieron la mirada en crear un destino que permitiera involucrar a las comunidades aledañas y catapultar a la provincia como destino turístico.

Este lugar provee distintos servicios ecoturísticos y ha ganado premios como Atabey en la categoría de Ecoturismo.

Poniendo la mirada en otro destino sostenible, en un pueblo conocido como Altamira, en Puerto Plata, se encuentra Chocolate Mountain. El punto turístico se preocupó por construir sus espacios a base de materiales de origen sostenible. Aquí, los turistas tienen la oportunidad de sumergirse en una experiencia holística con la naturaleza. De hecho, es un espacio ideal para glamping. En esta finca, los visitantes han tenido la experiencia de conocer el cacao y el tabaco, realizar degustación de la cerveza Cimarrona y almorzar un Sancocho a leña con ingredientes cultivados en el mismo recinto.

Vivir experiencias únicas junto a los seres queridos, apreciar la naturaleza y cuidar el planeta, todo al mismo tiempo, sin duda, el norte lo ofrece. Fuentes: @chocomtn y @serenodelamontana

Continue leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo

Patrimonio arquitectónico de Santiago: narrativa de un pueblo y su identidad

Publicado

en

Santiago, RD

Las huellas de la historia sobreviven hasta nuestros días en un legado arquitectónico que se impone a los años, para contarle a las nuevas generaciones lo que guarda la identidad de un patrimonio tallado sobre la madera de las edificaciones, ornamentado con la valentía de un pueblo que supo construir de las cenizas, una ciudad con esplendor propio que late con corazón.

El color y las añoranzas protagonizan un recorrido por Los Pepines, La Joya, la calle Restauración y todo el centro de la ciudad de Santiago, formando un Centro Histórico ecléctico con una arquitectura republicana, victoriana, neohispánica y tropical-antillana en madera, que deja a la vista la historia que nos narra sobre una herencia arquitectónica integrante a la cultura de esta provincia del Cibao.

Esta maravilla de la arquitectura conserva una narrativa a la posteridad, reuniendo en sí misma el conjunto de edificaciones y monumentos emblemáticos que condensan el valor histórico y cultural de toda una época del primer Santiago de América. "El patrimonio arquitectónico es el conjunto de bienes inmuebles reconocidos por una colectividad dada su significación dentro de ella. Reúnen interés histórico, arquitectónico y urbano", afirma Edwin Espinal, expresidente del Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS).

Es ese conjunto de edificaciones de un pueblo que nos cuenta la historia de lo que fue. Asegura el arquitecto Denis Lockward, presidente de DAS Arquitectura, que si no conocemos lo que hemos sido, no vamos a ser nunca buenos desarrolladores de lo que pudiéramos ser, refiriéndose al valor de la obra arquitectónica y la importancia de preservar ese patrimonio que aún existe.

El entusiasmo de la preservación

La lectura arquitectónica y urbana de una ciudad en el tiempo describe su herencia, y es en este contexto que el arquitecto Alejandro Carrasco, exdirector regional norte de Patrimonio Monumental, manifiesta su alegría por el nivel de conciencia que ha tomado el ciudadano de Santiago con los "encantos del Patrimonio Arquitectónico", lo que contribuye al neoimpulso por la preservación de la "joya arquitectónica del centro histórico de Santiago", como la nombra. Los expertos coinciden en que la sociedad es el principal actor para el rescate y preservación del patrimonio construido. Es esa fuerza humana la que genera el valor a través de la conciencia, cuidando y defendiendo la obra arquitectónica que representa un activo humano para su propia historia y la que se sigue escribiendo.

Lo narrativa del futuro

"Santiago tiene un patrimonio arquitectónico nuevo, que le dice al mundo: Santiago ciudad pudiente, de clase, poder adquisitivo, un 'aquí estamos'", comenta Lockward, quien nos testifica que hoy se construye el patrimonio sanitario más grande del país. Dentro de 40 años, la arquitectura narrará la historia sobre su ciudad sanitaria, "Santiago Ciudad Salud".

Lo que vemos hoy

La arquitectura histórica de Santiago surgió al amparo, entre otros factores, del comercio del tabaco, y la que existe corresponde a la segunda mitad del siglo XIX, erigida con posterioridad al incendio de 1863, durante la guerra de la Restauración. Al fuego sobrevivieron cuatro inmuebles: La Fortaleza San Luis; la vivienda del general Teodoro Gómez, en la calle Cuba; una casa en la Benito Monción; y una edificación en la calle 16 de agosto esq. Sánchez donde, según reseña Carrasco, se instaló el Gobierno.

Entre las edificaciones que conforman el patrimonio de Santiago, hasta nuestros días, se encuentran La Plaza Mayor y el conjunto de edificaciones a su alrededor: La Catedral Santiago Apóstol, El Palacio Consistorial, El Centro de Recreo y el Antiguo Club Santiago, ubicado en la calle Del Sol con 30 de marzo.

Otras edificaciones están en las siguientes calles: Restauración, Sabana Larga, San Luis, Del Sol, Beller, Juan Pablo Duarte, Salvador Cucurullo, 30 de marzo y Sánchez. Aquí también figura el Hotel Mercedes, aunque abandonado, situado en la calle 30 de marzo, esquina Máximo Gómez.

Continue leyendo

Turismo

“A República Dominicana le urge una estrategia de desarrollo turística sostenible y una actualización de la Ley de Turismo”

Publicado

en

Para la exdirectora ejecutiva del CDCT, “el desarrollo en los destinos dominicanos responde a la demanda de inversión y no necesariamente al bienestar de los habitantes del mismo, cuando debería ser al revés”.

Santo Domingo

Lissette Gil y Edwin Aristy comparten los mismos criterios sobre el turismo en República Dominicana.

La especialista en turismo sostenible y el guía nacional de turismo coinciden en que en el país no existe una visión integral de desarrollo de los destinos turísticos y que hace falta una Ley que regule el sector a partir de los criterios de sostenibilidad.

Exdirectora ejecutiva del Consorcio Dominicano de Competitividad Turística (CDCT), Gil ha abordado, insistido y alertado sobre el tema por años, a veces de forma contundente, como lo hizo esta semana en el Encuentro Verde de LISTÍN DIARIO.

¿Qué tiene que hacer República Dominicana para hacer la transición del turismo actual a uno del siglo XXI?

LG. La República Dominicana ha hecho grandes avances en materia de diversificación de su oferta; el turismo ha seguido creciendo en muchos destinos del territorio nacional, pero no asociado a criterios de sostenibilidad que, hoy en día, son absolutamente necesarios para un desarrollo armónico presente y futuro. Esto se debe fundamentalmente a que el desarrollo del turismo dominicano no cuenta con una estrategia de planificación turística que persiga destinos sostenibles, resilientes y regenerativos, que atienda a las características y capacidades reales de cada territorio, sino que responde a la demanda de inversión, local o extranjera, y a una agenda política, que indudablemente impactan el desarrollo hoy pero que mañana pudiese ser un problema para el territorio mismo e incluso para los mismos inversionistas y los residentes.

¿Existe una visión integral de los territorios que responda al siglo XXI?

LG. Desde mi punto de vista no existe una visión integral de desarrollo de los destinos turísticos dominicanos. El desarrollo en los destinos dominicanos responde a la demanda de inversión y no necesariamente al bienestar de los habitantes del mismo, cuando debería ser al revés.

Se piensa que con la creación de empleo se cumple con la mejora de las condiciones locales, pero qué pasa si el desarrollo turístico llega a consumir el agua realmente disponible en el territorio? Los más afectados serán siempre los residentes permanentes que sufrirán las consecuencias solo por una planificación inexistente.

Los turistas van y vienen, los inversionistas van y vienen, los políticos van y vienen. Las comunidades son permanentes en los destinos y, muchas veces, en las que menos se piensa.

¿Qué tanto se ha avanzado en la planificación de los destinos turísticos del país partiendo de los criterios de sostenibilidad rigurosos como son los pilares ambiental, social y económico?

LG. Muy poco se ha avanzado, desde mi perspectiva, en temas de planificación turística en los destinos del país. Y esto se debe a que existen aún muchos funcionarios y empresarios del sector que asocian el tema de sostenibilidad únicamente a criterios ambientales y de conservación, y nada más lejos de la realidad.

La sostenibilidad considera además los aspectos socioeconómicos, los socioculturales y la gestión además de los aspectos ambientales. Sin este equilibrio perfecto entre estas cuatro dimensiones, no se alcanza la sostenibilidad.

Pienso que aún nos queda mucho por entender, como país turístico, la importancia del concepto de sostenibilidad, de resiliencia y de regeneración. Y debemos ponernos pronto a tono, pues son estos conceptos los que marcan las líneas estratégicas de desarrollo de los destinos del siglo XXI.

En lo social, es fundamental impulsar la gobernanza participativa en la toma de decisiones de los destinos turísticos, pues este afectara o beneficiara a las personas; y solo con una gobernanza participativa podrán exigirse los planes de ordenamiento que se requieren para que las zonas turísticas se desarrollen con coherencia, orden, y respetando la convivencia sana entre el residente y los visitantes.

¿Cuáles son los principales impactos si la planificación no toma en cuenta los pilares ambiental, social y económico?

Los impactos asociados a una mala o inexistente planificación es un desarrollo caótico, donde no se planifica el consumo del agua, ni el manejo de residuos sólidos ni aguas residuales; donde no se planifican los accesos, ni el crecimiento poblacional colateral asociado al desarrollo turístico; un desarrollo donde no se contempla la conservación de los ecosistemas que son el principal atractivo turístico de los destinos.

Un destino sin planificación crea infraestructuras sin pensar en el mercado real (aeropuerto de Barahona) generando gastos enormes que luego quedan en el olvido. Un destino turístico sin planificar y sin gestión es proclive a la violación constante de las leyes y las normas, aparecen empresas piratas, se construye donde sea y como sea, y se alcanzan resultados casi irreversibles como en muchos destinos de nuestro país.

La planificación de los destinos turísticos es, aún, una tarea pendiente en la República Dominicana, fundamentalmente por que durante décadas se ha estilado que los ministros lleguen al cargo a marcar con su sello una gestión y no a seguir una estrategia coherente de largo plazo. Se apuesta al picazo y foto, y no al orden y a la ley.

¿En Cabo Rojo y Samaná existe un proceso de planificación territorial y de planificación turística como pasos previos al desarrollo sostenible?

Cabo Rojo es uno de los espacios con potencial turístico que más propuestas de desarrollo ha tenido históricamente en nuestro país. Lo lamentable es que las nuevas ejecuciones responden a una demanda de desarrollo inmediatista, por una coyuntura política que prefiere el block y la varilla, a un manejo racional de las inversiones preservando el atractivo real de Pedernales: su naturaleza.

A pesar de las alertas de científicos y especialistas, en Pedernales se esta haciendo todo lo contrario a las recomendaciones técnicas de personas que tienen el conocimiento real del territorio. Entonces podemos decir que en Pedernales existe un plan hecho a la medida de las necesidades políticas y no a la medida de lo que realmente se podría lograr en un espacio tan rico como lo es esa provincia.

¿Cómo visualiza el turismo dominicano en los próximos años si no cambiamos al modelo sostenible?

Pues en un futuro nos tendremos que avocar a una reingeniería de los destinos para subsanar el desarrollo no planificado. Historias que ya hemos vivido en el pasado con casos como Puerto Plata o Juan Dolio; ambos espacios, por su propio desarrollo no planificado y sin gestión, se vieron aquejados por fuertes crisis turísticas que impactaron las inversiones y la economía local.

Ambos destinos han tenido que reinventarse, el primero volcándose en una propuesta más diversificada que incorpora una fuerte apuesta por cruceros cuyas consecuencias desconocemos; y el segundo hizo un giro hacia un destino de turismo inmobiliario, cuyas consecuencias solo podemos proyectar si se compara con modelos internacionales similares.

La planificación turística no es una propuesta estática, sino que debe ser flexible y adaptarse a los cambios vertiginosos de los nuevos tiempos. Pero para eso debe haber una meta común, una alianza público-privada que vislumbre el futuro más allá de cuatro años y se proyecte.

Una planificación que busque garantizar la calidad de vida de los residentes; la satisfacción y seguridad del turista; la conservación de los espacios naturales; el manejo de los recursos hídricos y el suelo; el cumplimiento de las leyes, pero sobre todo entender que aquel dicho de “pan para hoy y hambre para mañana”, refleja perfectamente el espíritu de un desarrollo insostenible y no planificado.

Hace justo dos años usted resaltaba como primer obstáculo hacia el desarrollo sostenible la falta de planificación de los destinos turísticos del país partiendo de los criterios de sostenibilidad. ¿Considera que no se le hace caso a la Estrategia Nacional de Desarrollo (END)?

Reitero la misma posición. Recientemente se celebró en Bávaro la Conferencia Internacional Destinos del Futuro, donde expertos locales y extranjeros debatieron sobre distintos temas relacionados con la gestión de los territorios turísticos.

Un tema fue recurrente, tanto por parte de los empresarios turísticos como por los técnicos locales e internacionales: a República Dominicana le urge una estrategia de desarrollo turística sostenible y una actualización de la Ley de Turismo. Solo con este hecho se evidencia que el mandato de la END ha sido ignorado.

El turismo comunitario y de montaña ha crecido mucho, pero igual se percibe como una contraoferta al modelo sun, sand and sea (sol, arena y playa), como una especie de competencia. ¿Como armonizan ambos modelos en el turismo sostenible?

Los criterios de sostenibilidad deben aplicarse a cualquier tipología de turismo, al de sol y playa, al turismo comunitario, al turismo de salud, al de naturaleza, o aventura. En nuestro país hemos visto con agrado y sorpresa cómo muchos resorts all inclusive han asumido con rigor la sostenibilidad y en algunos casos acciones claras de regeneración de ecosistemas.

En ningún caso el TCS es competencia del modelo SSS, con complementarios y lo que hacen es diversificar la oferta y las oportunidades de tener diversas experiencias en la República Dominicana por parte de los turistas que nos visitan.

Lo que sí debemos estar claros es que cualquier tipo de turismo debe asumir el equilibrio perfecto entre el negocio, lo social y lo ambiental, sólo así mantendrá sus niveles de competitividad hoy y en el futuro.

_________

Entrevista. Lissette Gil y Edwin Aristy respondieron preguntas de Yvonne Arias, coordinadora el Encuentro Verde; de Eladia Gesto, gerente de Programas de Gestión y Conservación Ambiental de la fundación Propagás, y de LISTÍN DIARIO.

ENLACE DE INTERÉS
Edwin Aristy: “Se ha relajado y sobreusado el concepto sostenible”  

 

Continue leyendo

Turismo

Se reúnen en La Romana más de 300 inversionistas y hoteleros

Publicado

en

LA ROMANA, República Dominicana.– El presidente Luis Abinader y el ministro de Turismo, David Collado, encabezaron el acto inaugural de la conferencia de inversiones Caribbean Hotel Investment Conference & Operations Summit (CHICOS) 2022, que se lleva a cabo en esta provincia.

La actividad se desarrolla en el hotel Hilton  hasta el viernes con la asistencia de más de 300 inversionistas y operadores hoteleros así como las principales autoridades turísticas del Caribe.

Tiene como objetivo explorar los desafíos,  estrategias y oportunidades del sector turístico, bajo el tema de “Resiliencia, creando oportunidades a partir de desafíos”.  También,  crear un espacio para el fomento y atracción de nuevas inversiones en la región.

MOMENTO DE INVERTIR EN RD

El presidente Luis Abinader dijo en un discurso que el actual es el momento para invertir en República Dominicana.

«La seguridad jurídica que ofrece nuestro país es también uno de los elementos por los que muchos inversionistas ponen toda su confianza en República Dominicana a la hora de invertir», manifestó.

Afirmó que República Dominicana juega un papel crucial en este mercado, tras haberse situado a la cabeza de  los países a nivel mundial, liderando la recuperación, inversión y el flujo de turistas».

«Y en ese sentido, hemos asumido el papel que en estos momentos nos corresponde, poniendo además a funcionar toda la maquinaria del Estado en favor de este sector empresarial para que sepan que en todo momento pueden contar con el apoyo del Gobierno dominicano», puntualizó.

IMPORTANCIA DE LA CONFERENCIA

El ministro de Turismo, David Collado, destacó la importancia de esta conferencia para atraer más inversiones al sector turístico.

Expresó que la inversión en la industria ha sido tal, que el periodo octubre 2020 al mismo mes del 2022 se han registrado inversiones que superan los 6 mil 400 millones de dólares para la construcción de 4,800 habitaciones.

«El gran reto del turismo ahora es que se construyan más habitaciones para poder atender la demanda de crecimiento del sector», indicó.

La región del Caribe, además de ser una de las más importantes receptoras del turismo de playa, ha sido la que ha mostrado el mejor desempeño en la recuperación del turismo desde el proceso de apertura postpandemia, dijo Collado.

Expresó que el liderazgo del destino República Dominicana lo hace el lugar idóneo para el relanzamiento de las inversiones turísticas en la región.

Continue leyendo

Turismo

Nueve lugares imprescindibles que no te puedes perder en Qatar 2022

Publicado

en

La ciudad es un mundo de sensaciones que te descubrimos si vas a visitar el país durante el Mundial de Qatar 2022.

Doha

Mercados tradicionales, playas, el desierto, museos o el skyline de noche desde el paseo marítimo de La Corniche. Catar es un mundo de sensaciones que te descubrimos con las nueve recomendaciones que no te puedes perder si vas a visitar el país durante el Mundial de Qatar 2022.

1.- EL ZOCO DE LAS MARAVILLAS: SOUQ WAQIF

Si hay un lugar al que vas a volver una y otra vez en Doha ese es el zoco. Todo en el Souq Waqif es pura magia. La comida callejera, los restaurantes populares yemeníes, sirios o turcos, el bazar de especias, el de animales o el de telas. Además, está dividido por zonas. El Gold Souq es el lugar en el que comprar oro, joyas y pagar al peso en el momento. Cuenta además con otra zona especializada en halcones en la que visitar el hospital -y su pequeño museo- y las tiendas de venta de accesorios y aves. Es el punto exacto en el que vivir la experiencia árabe en su máxima expresión y en el corazón de la ciudad.

Qatar, Catar, Doha, Mundial de Fútbol, 2022, destinos, turismo,.

Nuestra recomendación: Mejor visitarlo por la noche, cuando cobra vida. Los faroles iluminan las plazas y callejuelas, el griterío de los vendedores, los sabores y olores del país o el regateo -imprescindible- en cualquier compra son una delicia para cualquier viajero. Para desayunar o almorzar, sin duda ir a Shay Al Shoomoos para probar la cocina catarí tradicional y por la noche, si nunca has probado la comida yemení es contundente y muy especial, y en el popular Bandar Aden la experiencia es única.

2.- A LOMOS DE UN CAMELLO POR EL DESIERTO BLANCO

En tan solo 1 hora serás capaz de pasar de una de las ciudades más modernas del mundo a la belleza y la soledad del desierto blanco catarí, en el que el agua juega un papel fundamental. Al ser un desierto que concluye en el mar se pueden hacer todo tipo de actividades en la playa como kitesurf o windsurf, pero también recorridos en camello, caza de halcones, paseos en 4×4 por las dunas o disfrutar de un día en el mar y una noche en una tienda tradicional beduina.

Nuestra recomendación: El desierto catarí es una experiencia para los sentidos. El atardecer logra que la arena blanca se transforme en rojiza. El mejor lugar para verlo es sin duda el Mar Interior, uno de los pocos sitios en el mundo en los que el mar se adentra en el desierto.

Es, además, la mayor reserva natural de Catar y alberga todo tipo de fauna silvestre, marina y vegetal. Encontrarás -si tienes algo de fortuna- tortugas, flamencos, antílopes, camellos y dugongos, un enorme animal marino similar al manatí que asoma su cabeza para respirar.

3.- ARTE INTERACTIVO Y EL ORIGEN BEDUINO

La propuesta de museos y centros de arte del país es muy amplia. Arte contemporáneo, historia del país, deporte y esculturas en las calles que bien merecen una visita.

Los museos son todos edificios de diseño -en un país obsesionado con la perfección-, muchos de arquitectos premiados como Jean Nouvel o I.M. Pei y que otorgan un carisma especial a las visitas. Son obras de arte en sí mismos. La ‘rosa del desierto’ del Museo Nacional de Catar, el Museo de Arte Árabe o el Museo del Deporte 3-2-1 no solo son interactivos y perfectos para todo tipo de edades sino, además, monumentales.

Nuestra recomendación:  Piérdete por las calles de Doha y descubre esculturas y obras de arte en muchas de sus esquinas, especialmente en las zonas de Katara, el zoco o la zona de la Education City. Artistas renombrados como Damien Hirst, Louise Bourgeois o César Baldaccini han dejado su sello.

Al margen, el Museo Nacional de Catar es absolutamente imprescindible. Su visita interactiva permite entender la evolución de un país que ha pasado de la tradición del desierto a la tecnología y la modernidad en apenas 50 años.

4.- SKYLINE Y PASEOS EN BARCO EN LA CORNICHE

La Corniche es el paseo marítimo de Doha y es un claro ejemplo de lo que es el país. En sus 7 km de longitud se pasa de la tradición del zoco o los edificios gubernamentales hasta el moderno skyline, formado por cientos de rascacielos de colores que por la noche crean una estampa única.

Un paseo que cuenta con zonas infantiles, barcos tradicionales para recorrer la bahía de la capital, restaurantes, comida callejera, ambientación,… y que durante el Mundial de Fútbol se comerá parte de la avenida para coches para ser parcialmente peatonal. Gran parte de las actividades durante el torneo se ubicarán en esta larga calle que, además, cuenta con el Al Dafna, un enorme parque en el que se ubicará la principal fan zone del Mundial.

Nuestra recomendación: Al atardecer merece la pena pasearlo. La luz natural dará paso a la iluminación de una ciudad que cambia de color. Los barquitos de luces y música de la bahía le dan un toque especial, algo kitsch.

El parque del hotel Sheraton, fácilmente reconocible por su forma de pirámide, tiene pantallas gigantes, food trucks, áreas de picnic y zonas de juego para los más pequeños. La Corniche es también el lugar perfecto para los runners, ya que son 7 km perfectamente asfaltados con el mar como protagonista.

5.- LA CIUDAD CULTURAL DE KATARA

Katara, nombre con el que se conocía en la antigüedad a Catar, es un centro cultural y comercial con personalidad propia y algunos de los edificios más impresionantes de la ciudad.

En el Katara Cultural Village se dan cita todas las culturas a través de museos, galerías comerciales como Lafayette -cuyo edificio intenta simular un pequeño Versalles-, el anfiteatro griego con vistas al mar y dos mezquitas de diseño singular, la de oro y la azul.

Además, en la zona no faltan los restaurantes y bares, y tiene una playa perfecta para darse un chapuzón o hacer deportes de agua. Un lugar perfecto para echar el día.

Nuestra recomendación: Arranca por las galerías Lafayette, una zona que además cuenta con aire acondicionado subterráneo que sale por rendijas a pie de calle y hace posible picar algo o comer a cualquier hora del día sin preocuparse del calor.

Ábrete camino en dirección al mar y ve descubriendo sus edificios monumentales, obras de arte público, tiendas y restaurantes, para terminar en el paseo marítimo y la playa.

Merece la pena acudir a un concierto en el anfiteatro griego, con capacidad para 5.000 espectadores y cerca de 3.300 metros cuadrados. Un lugar lleno de magia.

6.- EL LUJO Y LA GASTRONOMÍA DE LA PERLA

Bienvenidos a la ‘riviera catarí’. La Perla es uno de los barrios más conocidos de la capital. Una isla artificial de cuatro millones de metros cuadrados recuperados al mar con puerto deportivo, hoteles de lujo, algunos de los mejores restaurantes del país y una distribución de canales de agua, puentes y placitas con encanto, que albergan amplias zonas comerciales y ajardinadas.

Nuestra recomendación: Su estructura circular es perfecta para dar un paseo alrededor del puerto deportivo. Yates y barcos, heladerías, restaurantes, boutiques de lujo y una luz especial. Es la zona chic de la capital. La zona residencial, con sus canales y plazas, merece también una vuelta.

7.- COMPRAR EN VENECIA

Doha está lleno de opciones de compras. Desde los mercados tradicionales, como el zoco Souq Waqif, a las zonas de tiendas de La Perla o Katara, pero a su vez cuenta con una enorme variedad de centros comerciales, muchos de ellos con un encanto especial y casi todos con cientos de actividades.

Entre ellos destaca el Villaggio, inspirado en Venecia con canales, góndolas y decoración en paredes y techos, y una zona de entretenimiento con parque de atracciones incluido. Se puede recorrer en góndola y así poder ir de una punta a otra de una forma -cuanto menos- diferente.

Por su parte, el Mall of Qatar, el mayor del país, ofrece en sus 500.000 metros cuadrados actividades de ocio increíbles. La zona ‘Oasis’ es un escenario de 30 metros de alto con jardines elevados en forma de árbol y un teatro giratorio de 360 grados.

Nuestra recomendación: El zoco para compras es único. Ya no solo como experiencia sensorial sino para poder sentir la pulsión del país. Las callejuelas laberínticas con halcones, oro, joyas o especias son visita obligada. Precios populares ajustados a todos los bolsillos. Regatea mucho o intenta llevarte recompensas en forma de productos.

Pero los centros comerciales son un espectáculo en los que degustar comida de todo el mundo, dejarse sorprender por sus propuestas de ocio y aprovechar las mejores tiendas, desde el lujo extremo hasta las franquicias habituales. Si tuviera que apostar por uno, el Villaggio y su recreación de Venecia es algo que rara vez se puede ver en otro lugar del mundo.

8.- DISEÑO, MÚSICA Y CULTURA EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

Hay pocos espacios en Doha que sorprendan tanto como la Biblioteca Nacional, situada en la Education City de Qatar Foundation. Es un ágora del siglo XXI. No solo por su diseño arquitectónico, obra del alemán Rem Koolhaas, sino por ser un edificio multidisciplinar.

En este lugar se puede hacer de todo: conocer el origen del país a través de su Biblioteca del Patrimonio con manuscritos, atlas, fotos y mapas, asistir a un concierto de música, comer, tomar café, tocar un instrumento musical, imprimir en 3D tus propios diseños e incluso descansar en una 'sala del silencio'.

Nuestra Recomendación: Sus amplios espacios, la luz siempre presente en todo el enorme edificio, las estanterías de libros siempre miran hacia el visitante y cuentan con volúmenes en todos los idiomas y para todo tipo de discapacidades, la deslumbrante originalidad de su propuesta y la sensación de estar en un lugar inolvidable hacen de la Biblioteca Nacional un must en un viaje a Catar.

La entrada es gratuíta y los conciertos también. El café o la comida en sus modernos sofás y espacios para leer de diseño ya va a cuenta propia.

9.- MEZQUITAS EN DOHA

En Doha se pueden visitar muchas mezquitas y todas tienen algo especial. Pero las dos del barrio de Katara -la de oro y la azul- son coquetas y sorprendentes y la Gran Mezquita es monumental, pero si una destaca por su diseño y solemnidad es la Mezquita del Education City.

Situada en un complejo de 35.000 metros cuadrados, fue diseñada por el arquitecto y calígrafo iraquí Taha al-Hiti que quiso dejar la huella de todos los elementos típicos de la cultura árabe. Además, el complejo cuenta con el Jardín Botánico Coránico, con las plantas mencionadas en el Corán y la flora autóctona de Catar.

Nuestra recomendación: El edificio es una obra de arte contemporáneo. Dentro encontramos patios de una belleza sorprendente en los que el color blanco y los detalles de caligrafía lo transforman en un lugar mágico, armonioso. El Jardín Coránico es imprescindible y el espacio para la oración no tiene comparación con ninguno otro en el mundo. No dejará a nadie indiferente.

Aconsejamos ir a la hora del rezo (no es complicado porque son cinco llamadas a la oración diarias en Catar) y ser muy respetuosos para entender la importancia del culto y, al mismo tiempo, admirar la belleza de un edificio sobrecogedor y singular.

Continue leyendo

Turismo

Sí, queremos el desarrollo de Pedernales: el desarrollo humano sostenible

Publicado

en

En un momento crucial del desarrollo histórico de la humanidad (…) es necesario reconocer todas las experiencias disponibles, para buscar que toda la inversión a realizarse para el tan esperado desarrollo de Pedernales no sea “más de lo mismo”.

Santo Domingo

“Finalmente, los ejes dinámicos generadores de divisas de la economía dominicana han entrado en crisis estructural. El modelo de desarrollo turístico necesita ser reajustado hacia un turismo más sustentable… Las opciones son claras: más de lo mismo ni siquiera genera crecimiento económico, se está agotando, por lo tanto, hay que buscar nuevas formas de inserción a la economía mundial que garanticen inclusión social y una renovación del modelo económico. El fundamento de esta renovación está en el desarrollo humano”. Miguel Ceara Hatton (Informe Nacional de Desarrollo Humano República Dominicana 2005. Hacia una inserción mundial incluyente y renovada).
_________

En 1988 tuve la oportunidad de participar en el curso Evaluación de Impacto Ambiental (EIAs), impartido por ONAPLAN, el CONACIT, el CIDIAT y la OEA, con profesores internacionales, mayormente venezolanos del CIDIAT.

Durante el mismo se realizaron ejercicios prácticos sobre proyectos reales de desarrollo en implementación. En el grupo en que me tocó participar se hicieron evaluaciones sobre los impactos potenciales y reales del desarrollo turístico en tierras del Ingenio Montellano, en Puerto Plata. Esto incluyó evaluaciones de impacto ambiental y social, y en entrevistas con profesoras de escuelas locales nos señalaban, desde su óptica, los impactos positivos y negativos que estaba produciendo el desarrollo turístico en Puerto Plata. Entre ellos, la deserción escolar, con jóvenes abandonando la escuela para integrarse a la fuerza laboral obrera de la construcción.
Aun así, y en reconocimiento de este y otros impactos, parte de la comunidad apoyaba estas acciones.

Modelo de desarrollo 

El desarrollo turístico nacional, con sus virtudes y debilidades, se ha reconocido como “el modelo de desarrollo”, y la gran ciudadanía, no experta en asuntos económicos, sociales ni ambientales, y frente a niveles altos de pobreza y necesidades humanas, puede ver con agrado que se “replique” el modelo, con la esperanza muy genuina, de una mejor calidad de vida.

Algunos años después, en el 2005, la Oficina de Desarrollo Humano del PNUD, entonces dirigida por el economista Miguel Ceara Hatton, produjo el Informe Nacional de Desarrollo. Este incluye en su Capítulo III: ”El turismo: si no se modifica, se agota”, un exhaustivo análisis del impacto del desarrollo turístico en la República Dominicana.

En pocas palabras, concluye que el modelo de desarrollo turístico que ha tenido el país no ha contribuido todo lo que hubiera sido posible y deseable al Desarrollo Humano.

En el 2006, el Informe de Desarrollo Humano toma como tema central el de la situación global del recurso agua: Más allá de la escasez, poder, pobreza, y la crisis mundial del agua.  La presentación nacional de este informe se realizó bajo la coordinación de la Oficina de Desarrollo Humano en la Universidad Católica de Santo Domingo.

Principales riesgos

Del 2005 y el 2006 para acá, han ocurrido muchas cosas, sobre todo en lo relativo a la crisis ambiental global, producto de la sumatoria de los impactos del cambio climático  y la crisis de la diversidad biológica.

El Reporte de Riesgos Globales 2021, del Foro Económico Mundial, presenta como los cinco principales riesgos los temas directamente relacionados con la crisis climática y de biodiversidad y el surgimiento de nuevas pandemias. La base del surgimiento de enfermedades emergentes y reemergentes esta en los impactos y consecuencias de estas crisis ambientales. También es conocido que los impactos en los estados insulares, como el nuestro, son mayores que en los estados continentales.

Como parte de los compromisos formales del país ante los acuerdos multilaterales ambientales, se han producido los Informes Nacionales sobre el Cambio Climático, los cuales nos predicen, en base a los modelos en uso, que la tendencia para el país es hacia el incremento de la temperatura y a la disminución del balance hídrico.

Los mapas del Índice de Calidad de Vida (ICV) y mapas de pobreza publicados por el MEPyD muestran claramente los niveles de pobreza de la provincia y los municipios de Pedernales.

Así mismo, el Atlas de Biodiversidad publicado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2012) deja ver el alto porcentaje del territorio establecido como áreas protegidas dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) de su superficie, la alta riqueza en biodiversidad, y los limitados recursos hídricos que posee. Las áreas protegidas, junto a las evaluaciones de impacto ambiental, constituyen hoy día los dos instrumentos primordiales para ofrecer las mejores opciones de sostenibilidad ambiental y social a nuevos proyectos de desarrollo. Es muy importante que de la manera más adecuada, no se salten procesos legalmente indispensables ante en desarrollo de nuevos proyectos.

Que no sea “más de lo mismo”

En un momento crucial del desarrollo histórico de la humanidad, donde se enfrentan grandes retos globales que repercuten de manera muy directa a nivel nacional, es necesario reconocer todas las experiencias disponibles, para buscar que toda la inversión a realizarse para el tan esperado desarrollo de Pedernales no sea “más de lo mismo”.

Ante todo esto, es una responsabilidad histórica de las altas instancias de la administración pública, aprovechar la oportunidad para iniciar una iniciativa que sea económica, social y ambientalmente sostenible. Un “nuevo modelo de desarrollo” que pueda potencialmente replicarse en otros lugares del país, y ¿Por qué no? en otros países de la región.

Sí, queremos el desarrollo de Pedernales, queremos un desarrollo inclusivo, que como dice el nuevo informe de Desarrollo Humano, que sea incluyente, que nadie se quede fuera.

_____________

PERFIL. Sixto Joaquín Incháustegui es biólogo, profesor universitario, investigador, consultor ambiental y especialista en herpetología (estudio de los reptiles y anfibios).  Miembro fundador e investigador del Museo Nacional de Historia Natural, así como cofundador del Grupo Jaragua y del Centro para la Conservación y Ecodesarrollo de la Bahía de Samaná y su Entorno (CEBSE).

Continue leyendo

Turismo

Los Cacaos y Muchas Aguas: Guía turística para dos paraísos por explorar

Publicado

en

“Aquí hasta el oxígeno es diferente, puedo conectar conmigo mismo, es lo más cercano de la paz que puedo estar”

San Cristóbal, R.D

En el sur del país, en la provincia San Cristóbal, se ubica el municipio de Los Cacaos. En esta zona se esconde una de las tantas maravillas naturales poco conocidas de la República Dominicana.

Con una ubicación privilegiada, debido a que se sitúa a una hora y 45 minutos aproximadamente de la ciudad capital, este paraíso sin explorar se ha convertido en los últimos dos años en un destino de moda.

Y no es para menos. Gracias a sus múltiples atractivos, que así lo ponderan, va captando el interés de los miles de turistas dominicanos y extranjeros que visitan la zona ecoturística.

El verde de las montañas que adorna el camino de todo el poblado, el agua cristalina que brota por las piedras de las cascadas, ríos y charcos, la hospitalidad y laboriosidad de sus comunitarios, los caballos y burros como medio de transporte, son solo algunas de las características que definen el paraíso natural de Los Cacaos.

La naturaleza se asienta con mayor esplendor en este municipio. Un simple recorrido por sus húmedos rincones muestra la inenarrable belleza del lugar y la diversidad de su oferta turística.

El Tabernáculo, La Piscina, La Taína, La Nevera, Los Charcos de Nizao, Los Reyitos, La Culebra, El tobogán, Valle de Dios o El Barco son solo algunas de las joyas turísticas que conforman este enclave turístico de paraíso sureño.

Quienes lo visitan, quedan impresionados incluso por los cantares de las aves y el sonido del agua cuando choca con las rocas.

“Aquí hasta el oxígeno es diferente, puedo conectar conmigo mismo, es lo más cercano de la paz que puedo estar”, así fue como un visitante describió su experiencia, siendo la tercera vez, en un mes, que visita el municipio.

El tabernáculo La Piedra

En el suelo de Los Cacaos se ubica “El tabernáculo la piedra”. Aunque llegar a la zona conlleva una gran travesía, quienes decidan visitarlo notarán que la meta valdrá cada esfuerzo del camino y quedarán sorprendidos con la obra que la naturaleza hizo allí.

Se trata de una cascada que brota sus aguas dulces entre dos piedras y en medio de esas dos rocas hay otra de mayor tamaño que se encuentra suspendida en la parte superior.

El Tabernáculo es de dificultad alta, tiene un tiempo aproximado de 50 minutos de trayecto y para lograr el recorrido se debe subir escaleras, escalar por piedras de dos metros, nadar entre los charcos, ascender con cuerdas y descender por las mismas condiciones.

Juan Mercedes Sánchez (Guery), una de los guías comunitarios que dan servicio en la zona,  existe una superstición sobre el espacio: Visitarlo alrededor de las 11:00 a.m. “provocará la prosperidad de quien se sumerja en sus aguas”.

Y más de uno se anima a intentarlo.

Cascada La Taína

La magia que irradia la cascada la Taína es una de las tantas muestras del tesoro natural que se ubica en Los Cacaos. Forma parte de las últimas precipitaciones del arroyo Arenoso antes de confluir con el río Nizao.

Ininterrumpida y siempre viva, con fuerte rugido blanco y turquesa, se trata de una cascada de 28 metros de cara a un interesante charco rodeado de altas paredes rocosas de ambos lados.

Este punto es uno de los más recorridos por los visitantes, ya que el trayecto para llegar no es de alta dificultad. Se camina aproximadamente de 20 a 30 minutos, entre piedras y charcos.

La Nevera

Antes de poder deleitarse con la Taína se debe atravesar la Nevera.

Se trata de un charco de tonalidades verdosas que recibe su nombre fruto de las bajas temperaturas de sus aguas. Sin importar la estación del año, La Nevera se mantiene inferior a los 15 grados celsius porque no recibe de forma directa los rayos del sol.

Es ideal para visitar con los pequeños de la casa, debido a que su trayecto no representa peligro y se realiza en unos 10 minutos aproximadamente.

Los Ccharcos de Nizao

Los charcos del río Nizao se encuentran en la parte baja de la Presa Aguacate y es otra de las experiencias que se pueden disfrutar al momento de visitar Los Cacaos.

Para realizar el recorrido existen varias opciones: atravesando los charcos, nadando o caminando entre las piedras de sus márgenes.

Si el visitante decide hacerlo nadando, el tiempo aproximado es de una hora y 20 minutos, mientras que caminando podría tomarse dos horas.

A veces el camino es llano, pero también se pueden encontrar rocas escarpadas, que hacen el paso un poco más difícil.

Por lo general, en las visitas se llega hasta el charco número siete, pero hasta el momento no existe ser humano que haya podido cruzarlos todos, según cuenta Juan Mercedes Sánchez, nuestro guía consultado, que también confiesa haber atravesado unos 20 charcos del Río Nizao.

Los Reyitos

“Entras si quieres y sales si puedes”, así describe el guía el sendero de Los Reyitos, parafraseando la histórica frase que la cultura popular le ha guardado a Nagua, en el nordeste del país. El balneario está conformado por tres cascadas que caen entre las rocas y forman una versión de piscinas naturales.

Los Reyitos es sinónimo de un remanso de paz y belleza natural que se ubica en Los Mineros de Los Cacaos.

Su nombre se debe, según lo explicado por el guía, a que los arroyos desembocan frente a la casa de Eusebio Jiménez, conocido en el poblado como “Don Reyito”.

Su recorrido se realiza por un sendero de baja dificultad. Caminando se puede llegar en unos 15 a 20 minutos después de dejar el vehículo.

El trayecto se sigue entre agua, arena, y pequeñas piedras, hasta llegar a la primera cascada. Luego, al subir dos rocas, está situada la segunda, y en menos de tres minutos se ubica la tercera y última cascada que conforma ese tesoro ecoturístico.

La Culebra

Uno de los senderos más extremos en Los Cacaos es el camino a “La Culebra”.

Es una hermosa cascada llamada así porque sus marcadas curvas tienen forma de serpiente. El trayecto es de aproximadamente tres horas, calculando el tiempo de subir y bajar.

Aquellos que tienen sangre aventurera la consideran una ruta ideal porque la caminata para llegar hacia ella es una subida empinada, luego bajadas y un pequeño tramo río adentro.

Una vez los visitantes llegan al tesoro natural, pueden continuar la aventura al subirse a un charco que se encuentra arriba de la cascada, con la ayuda de una soga.

Pese al desafiante recorrido, quienes tengan la oportunidad de visitarlo no borrarán de su memoria la mágica imagen de esa cascada.

El Barco

Lo de Muchas Aguas le viene bien a la zona que alberga a este balneario. Para llegar aquí se necesita de la ayuda de una camioneta o vehículo todo terreno, que toma unos 15 minutos partiendo desde la hidroeléctrica Aguacate. El recorrido se puede hacer a pie, pero se necesitaría de 47 minutos a una hora. La ventaja de hacerlo caminando es que te puedes tumbar en cualquier charco que veas en el camino.

De hecho, al hacer el paseo en la camioneta puede que se te vayan un poco los ojos con bañistas que se quedaron a mitad del camino, entre música y algunas picaderas.

Al llegar lo primero para disfrutar será La Estancia, un espacio de baño y disfrute donde se pueden congregar decenas de personas un domingo por la tarde, pero que durante los días de semana se mantiene con poca afluencia de público.

Desde aquí y hasta el famoso Barco, nombre heredado por la forma rocosa de la zona, se tomarían unos 30 minutos que discurren entre caminatas, subidas de piedras de varios metros y pequeños saltos hasta charcos de agua que refrescan el momento.

Una vez se llega hay dos grandes formaciones rocosas de entre cinco y nueve metros, y desde donde los visitantes se lanzan en retos de aventura que son celebrados en cada zambullida. Claro, lo de las sumergidas no es logrado por todos los visitantes, contándose como habitual los que deciden descender de la roca mayor tras apreciar la altura desde donde se aprestaban a saltar.

No pasa nada. Es parte de la aventura y el recorrido. Quienes logran lanzarse lo disfrutan como logro personal de arrojo y diversión. Lo que se ven imposibilitados lo guardan en su memoria para un día regresar y lograrlo.

Turismo Sostenible

Además de ser considerado por los comunitarios como la “joya de San Cristóbal”, Los Cacaos ha permitido que residentes de la zona vean una oportunidad de desarrollo económico y social.

Algunos han podido emprender en diferentes negocios: guías turísticos, paradores de comida y anfitriones de alojamiento para pasar la noche.

Esta puede ser la historia de Guery Sánchez, Dalia Fernández y Carlos Payano, quienes han creado rutas turísticas, comedores y casas para hospedar visitantes, respectivamente.

En el caso de Guery Sánchez, Los Cacaos representa “el gran salto de su vida”, fue uno de los precursores del ecoturismo que se asienta allí.

A lo largo de sus 47 años se ha empleado de diferentes maneras: Trabajó como agricultor por una década, se mantuvo otros tres años en un colmado, luego fue chofer de transporte público y finalmente encontró su fuente de ingresos en servir como guía a quienes visiten Los Cacaos.

Sánchez confesó a este diario que no conocía el valor de la zona, pero todo cambió cuando un párroco lo invitó a Las Taínas, el primer sendero que exploró.

Yo no sabía que mi zona tenía esta riqueza natural, ni mucho menos el valor que había en ella, pero a través del padre Domingo, que siempre le gustaba recorrer todas partes, ahí fue cuando me llegó esa orientación y más cuando lo que vi por primera fue Las Taínas, yo quede enamorado y sobre todo asombrado porque no tenía ni idea que estaba en mi comunidad”, expresó el guía.

Para Guery, el turismo en Los Cacaos no solo lo empujó a emprender para mejorar su calidad de vida, sino que también se ha desarrollado en él un líder comunitario, que a raíz del cúmulo de sus trabajos le permiten ejercer su función como guía de una manera más eficaz.

“Uno dice ‘tuve un gran emprendimiento en el turismo’, pero es que esto va más allá. Recorriendo estos senderos yo tuve un emprendimiento espiritual y todos mis trabajos antes de ser guía, hoy en día me dan ventaja”, explicó Sánchez.

Guery Sánchez emprendió como guía turistico en Los Cacaos. Jorge Luís Martinez/ Listín Diario

La historia de este sancristobalense es similar a la de Dalia Fernández, una mujer que junto a sus tres hijas se ha dedicado a pararse frente al fogón y servir su sazón con la mejor de las actitudes.

“El parador Dalia”, es un negocio familiar que nació al tiempo que las personas iban descubriendo el tesoro turístico que se esconde en Los Cacaos.

María y Estefany, las hijas de Dalia, expresaron cómo surgió la idea del comedor que hoy en día mantiene de pie una familia de cinco integrantes.

“Nosotros teníamos un local vacío y decidimos empezar hacer picaderas para darle uso, pero de ahí la sorpresa fue mayor, porque entonces las personas comenzaron a visitar la comunidad, y cada fin de semana, más y más turistas, una cosa inexplicable”, dijo María Fernández.

Para estas tres mujeres, la belleza turística de Los Cacaos representa el desarrollo de su familia, y es que según sus confesiones, en un fin de semana pueden generar desde 80 hasta 100 mil pesos.

Dalia con sus dos hijas, quienes juntan emprendieron un negocio de comida para los turistas que visiten el municipio.

Además de emprender en el senderismo y frente a los calderos, también está el caso de Carlos Payano, quien a pesar de ejercer su profesión de educador, no pudo evitar inclinarse en el notable desarrollo que está viviendo el municipio sureño.

Carlos Payano es uno de los comunitarios que pudo emprender un negocio en renta de casas fruto del turismo. Jorge Luís Martinez/ Listín Diario

Payano, hace poco más de un año, tomó la decisión de levantar dos casas de madera que hoy en día están disponibles en la aplicación de Airbnb por un costo de RD$3,500 que cubren las 24 horas, y en caso de permanecer todo el fin de semana, el usuario debe pagar RD$7,000.

“Yo soy maestro de informática y amo lo que hago, pero debo admitir que el turismo en Los Cacaos ha impactado de una manera que no pude pensarlo dos veces para emprender en este negocio”, narró Payano.

Con un notable orgullo en su rostro, el maestro contó una experiencia que tuvo la pasada Semana Santa.

“Mire, el crecimiento que hemos tenido en estos meses es increíble, esta Semana Santa que pasó nos hizo entender que Los Cacaos es un verdadero tesoro, porque todo estaba lleno, es más, le aseguro que si hubiese tenido 10 casitas para rentar, las 10 se me rentan, una cosa del otro mundo”.

Propiedades en alquiler de Carlos Payano, comunitario que emprendió en ese negocio en vista del crecimiento turístico de Los Cacaos.

Recomendaciones

Para vivir la experiencia de visitar Los Cacaos, los visitantes y/o campistas deben tener en cuenta los siguientes puntos:

No es necesario un vehículo de tracción 4×4. La mayoría de rutas se realizan a pies, además servirá de calentamiento para iniciar el senderismo del punto a visitar.

No llevar prendas, la impetuosa corriente del agua podría despojarlas de tu cuerpo.

Usar mochilas impermeables para que puedas entrar aquellos equipos o pertenencias que desees proteger de la humedad.

Escoge ropa de tela cómoda, pero fuerte, es decir, ropa con la que puedas hacer el esfuerzo físico y de movilidad que implica atravesar el recorrido, especialmente en los puntos más escambrosos. Utilizar calzado deportivo.

Siempre ve de la mano de un buen guía comunitario.

Por último, lleva a alguien que te haga buenas fotos, Los Cacaos deja recuerdos inolvidables.

Continue leyendo

Turismo

‘Faltan leyes que regulen el turismo de aventura y los deportes de montaña en RD’

Publicado

en

La fundación Nateevos propone que se formalice este sector con la creación de una gran escuela que se encargue de emitir las licencias y certificaciones a partir de la capacitación. “Solo queremos que el turismo que se haga sea de forma responsable”, dicen.

Santo Domingo

En República Dominicana hace falta una entidad que garantice un turismo de aventura y de deportes de montaña seguros, con guías certificados y normas que aseguren el disfrute pleno de la actividad y del destino.

Y urge, al menos, una conversación a nivel del sector que motive a tomar en cuenta esta sugerencia.

La propuesta es de la fundación Nateevos, creada este año con el propósito de ayudar a las comunidades locales a encaminarse por el turismo sostenible.

Porque, ¿quién garantiza que las actividades sean seguras y que se pague el precio justo por ellas? ¿Quién auxilia al viajero si presenta una condición de salud? ¿Quién regula la capacidad de carga de los destinos locales? ¿Por qué se permite que tantas personas visiten el pico Duarte en enero o hagan buceo deportivo al mismo tiempo en Cayo Arena? ¿Qué responsabilidad le toca asumir al viajero para respetar el destino y su biodiversidad?

Estos temas, como parte del turismo responsable, deben ser de interés para el Estado, el turista y las comunidades, considera la fundación que nació a partir de Nateevos, la primera aplicación dominicana y plataforma virtual que conecta a los proveedores locales con potenciales usuarios a quienes les ofrecen experiencias y estadías.

De tarifas y seguridad

En Entrevista con LISTÍN DIARIO, Giancarlo Frías, Nicolás Bera y Michelle Arthur aseguran uno de los objetivos de Nateevos con esta propuesta es ayudar a estandarizar el mercado.

“Es una de las tareas que tenemos. ¿En qué sentido? En el precio, por ejemplo. Porque pasa que vas a comunidad costera, le preguntas a un yolero por el precio de un viaje y más adelante te dan otro precio, y más adelante te dicen ´te lo pongo a tanto’. ¿Por qué esa diferencia? Pues hay que estandarizar eso, un precio por persona y no hay tutía. Nosotros somos un mercado electrónico; la idea es que no tengas que andar con efectivo en esas comunidades y que pagues el precio justo”, explica Giancarlo.

Ahora, ¿por qué vale la pena pagar un poco más por un servicio que te garantice seguridad?, pregunta Nicolás.

En las montañas, indica, “tienes touroperadores o gente que te ofrece experiencias y te las ponen más barato, pero no sabes si quien te las pone más caro es, por ejemplo, porque te ofrece más seguridad y tiene más conocimientos. Ese conocimiento lo avala para que puedas entrar y salir de ese sitio, que cuenta con el respeto de la comunidad, la seguridad y la empleomanía necesaria”.
Comenta que mucha gente abarata costos en excursiones, pero cuando ves el acabado de la experiencia, es del cielo a la tierra.

“Parte de estandarizar y crear leyes que regulen eso es porque no hay leyes que regulen las actividades de montaña en el país. Los deportes de montaña no están reconocidos, ninguno. Nos quedamos en kitesurfing y la vela en el mar, ahí es que están las licencias del Ministerio de Medio Ambiente. Entonces, parte de la conversación es sentarnos en la mesa y decir: tenemos una base de datos de toda la gente que hace esto en el país entero, vamos a formalizarlo”, sugiere el director de Operaciones de Nateevos.

¿Cómo se lograría?

Ahí entran las licencias y las certificaciones, responde Michelle.
“En la montaña nos encontramos con locales y personas que hacen lo mismo que nosotros. Si haces barranquismo tienes que llevar tu casco, chaleco, arnés; tienes que estar con gente que sabe lo que está haciendo, porque estás en peligro, estás expuesto a la naturaleza y puede pasar cualquier cosa. Hemos visto muchas personas que viven en las comunidades, tienen la necesidad de ofrecer la experiencia y el recurso pero te ponen en riesgo, te cobran cheles, y tú decides si prefieres pagar cheles a que te den seguridad”, responde la directora de Mercadeo de la plataforma.

Nicolás entiende que alguien que entra personas al gran sistema vivo que es la montaña debe saber de primeros auxilios en lugares remotos.

“¿Cómo asisto a una persona? ¿Cómo prevengo el riesgo de que me entre una persona con condiciones médicas; y si pasa algo podré asistirla? ¿Qué hago si me crece un río? Porque si llueve tengo que sacar a las personas de forma segura. Eso se llama aguas vivas, un conocimiento que se da en seguridad de montaña. Tengo que saber rescate, manejo de cuerda, lectura del clima”.

A medida que crece el turismo de aventura, crecerán los casos y hay que estar preparados para asumirlos, expresan.

¿Qué proponen?

Si se conoce el cómo hacerlo, si hay literatura disponible y personas dispuestas a colaborar, lo que hace falta es una especie de escuela u organismo de seguridad de montaña que emita licencias para las personas que llevan excursionistas a las montañas, sugieren los chicos.

Y que eso esté regulado por ley, estandarizado.

“Hay dependencias creadas por los ministerio de Turismo y Medio Ambiente que trabajan en las provincias, como las oficinas ecoturísticas, pero ¿cuál es el armazón de eso? Déjame ver la estructura, los empleados que tiene cada dependencia; entonces cojamos la intención de ser de esas oficinas y vamos a darle forma a todo; que se cree una gran escuela nacional de guías de montañas, por ejemplo, y en esa escuela vamos a segmentar cursos, ya sea para senderismo, para camping… Y que desde ahí se emitan licencias para una persona o empresa llevar personas a las diferentes actividades en la montaña”.

Afirman que eso ayudará a que el sector ser formalice, que los guías se hagan expertos en determinados tipos de aventura y que pasen por un debido proceso de certificación.

Señalan que al ver el gráfico del Ministerio de Medio Ambiente que muestra la cantidad de guías certificados en el país, no todos pasaron por el debido proceso ni están bien distribuidos.

“Si eres guía de Zona Colonial, qué haces en la montaña? Es decir, hay guías que son de un rubro trabajando en otro. En el rubro aventura, que es el que tiene mucho auge ahora mismo, vimos como 15 guías dizque certificados en aventura, nos gustaría conocerlos, porque en esto nos conocemos todos”.

Beneficios para todos

En Nateevos están conscientes de que crear una escuela o institución de este tipo requiere de capacitación y recursos.

“Es claro que para eso se necesita presupuesto. El levantamiento técnico de infraestructura requiere un personal capacitado; quien esté a cargo de eso tiene que ser una persona que se haya visto el mundo”, manifiesta Nicolás.

Giancarlo observa que hacerlo solo traerá beneficios para todos.

“El Estado fomenta que vengan los turistas, los turistas van a las comunidades y eso es un círculo en el que se beneficia todo el mundo.  Entonces se beneficia el Estado, los guías de la comunidad y el turista. Porque van atados. El Estado podrá decir con certeza que este es un destino seguro, capacitado, y eso hace que el turista confíe en que viaja con gente que sabe, ellos se dan cuenta”, apunta el director de la plataforma.

“Es de la integridad, de la vida de la persona de la que estamos hablando”, añade Nicolás.

Proponen también que las fundaciones que capacitan comunitarios locales se unan a la conversación “para que se viva la misma experiencia de seguridad en todos lados”.

“La estandarización crea parques temáticos dentro de las comunidades montañosas, con entradas en las que todo el que entra por ahí está monitoreado y se le da seguimiento desde las oficinas ecoturísticas. Todo el que vaya ahí y quiera entrar personas tiene que presentar su licencia, registrar cuántas personas lleva, para dónde va, qué experiencia va a hacer, con qué guía local va. El que esté a cargo de esa dependencia ecoturística debe conocer a todos los guías locales”.

Acercamiento con las autoridades

Canyoning República Dominicana, la agencia de deportes de montaña creada por Nicolás y Giancarlo en 2017, está certificando guías de aventura.

“Aquí no hay una certificación de eso que estamos haciendo –sostiene Giancarlo-. Tuvimos que salir del país, a Colombia, a España, y haciendo deportes de montaña trajimos una certificación de parte de una empresa que se llama Ican Professional (International Center of Adventure & Nature), con sede en Francia. Esa empresa es la que nos da el aval. Esa certificación nos ha dado la capacidad de desarrollar un pénsum educativo que estamos ofreciendo a niños, jóvenes y adultos".

Hace tres meses capacitaron a unas 20 personas, incluyendo comunitarios de Blanco (Monseñor Nouel) y de Los Cacaos (San Cristóbal).

Los chicos comentan que a mediados de año se acercaron al Ministerio de Medio Ambiente, a través del Departamento Técnico, y les entregaron dos propuestas a tomar en cuenta: una sobre asistente de barranquismo y otra sobre guía de seguridad de montaña.

Mientras esperan respuesta, confían en que sigan aumentado las buenas prácticas de turismo responsable en las comunidades.

“Las personas que están en las comunidades remotas o costeras están haciendo un gran trabajo, es gente que está abogando porque las cosas se hagan bien”, dice Nicolás.

Y finaliza diciendo: “Señores, estamos en una competencia donde los recursos de la isla (no somos continente) son finitos. Puede llegar el momento donde el crecimiento del ecoturismo no coincida con la capacidad de recursos naturales que ofrecemos, por el cambio climático; es importante saber que la conversación es urgente”.

Continue leyendo

Turismo

A Valladolid, la ciudad donde falleció Cristóbal Colón

Publicado

en

Monumento. Frente a la Estación del Norte se levanta un monumento al Descubridor de América

Santo Domingo

Entre las varias ciudades a las que se puede ir y volver el mismo día desde Madrid está Valladolid. La conocí tiempo atrás. Me apetece regresar. Con mi hijo Alexis llego a la renovada terminal de la estación de Chamartín dos horas antes de la salida del tren, pues no hemos comprado asiento por Internet. La hora de partida es a las 12:05. Estará en Valladolid a las 13:10. Nos acercamos a la taquilla. Antes de vender los pasajes nos piden documento de identificación. ‘Hay asientos, pero no juntos’, dice el empleado. No importa.

Queremos también los de regreso. ‘¡A ver si hay asiento libre!’, comenta. Busca en la computadora y sonríe: ‘¡Encontré! Hay dos en el mismo vagón, pero separados’. Tuvimos suerte.De inmediato nos dirigimos hacia la sala de espera donde está la salida para nuestro tren. Pasamos primero por rayos X. El asunto es que apenas ofrecen dónde sentarse.

Ya a bordo del tren estoy cómoda. En Valladolid conseguimos un plano y un folleto en un mostrador de Turismo en la Estación del Norte, desde la cual caminamos por la calle homónima. Termina en la Plaza Colón donde se levanta, a un extremo del Parque Campo Grande, un grandioso monumento dedicado al descubridor de América que murió en esta ciudad el 20 de mayo de 1506.

El conjunto escultórico de piedra y bronce tiene en su base relieves que escenifican momentos de la vida de Colón. En sus ángulos, según leo en ‘Valladolid, Ciudad Amiga’,

Hay cuatro cuerpos alegóricos que representan la Historia, la Náutica, el Valor y el Estudio. No falta el globo terráqueo con el lema ‘Non plus Ultra’. Es decir, ‘No más allá’, escrito sobre una cinta rasgada por un león como símbolo de ‘la superación de parte del navegante de los que se creían los límites de la Tierra’. En lo alto, la figura de Cristóbal Colón arrodillado. Tras él, una escultura alegórica a la Fe.

En cuanto a su primera tumba, a principios de este año fue cuando, mediante un plano elaborado por un monje franciscano y la confirmación de un georradar, pudo ser localizada. (Mi hijo, Alexis Ramos Brusíloff toma las fotos para este artículo en el Listín).

Tumba

La primera tumba de Colón estuvo en el desaparecido convento de San Francisco, en una capilla que se cree ocupaba todo el ancho de la (actual) calle Constitución y parte de donde hoy día funciona un banco. Desde el monumento a Colón, para llegar a ese punto hay que tomar la Acera de Recoletos, cruzar la Plaza de Zorrilla y seguir por la calle Santiago hasta la calle Constitución, que queda a la derecha.

Continue leyendo

Trending